FIRMAS DE LUJO Y STREETWEAR: ¿UN NUEVO CONCEPTO DE LUJO?

Una de las claves de las estrategias digitales de las marcas de lujo, es amplificar el mensaje a través de las colaboraciones con otras marcas o diseñadores, a ser posible diferentes o antagónicos entre sí, para lanzar al mercado complementos, licencias de productos animados, streetwear o deporte, para unirlos en una sola colección, captando nuevos públicos potenciales y audiencias nuevas.

La combinación entre marcas de lujo con diseñadores creativos u otras marcas que las adaptan a la cultura contemporánea, no es un concepto nuevo ni revolucionario, aunque es un concepto no en los últimos años no sólo ha creado tendencia, sino que también se ha convertido en un éxito de ventas y de estrategia digital.

El streetwear se ha convertido en todo un filón para las marcas de lujo que han visto en la cultura urbana, en la calle, y en las tendencias emergentes una vía donde poder adaptar sus propuestas y hacerlas más deseables para los consumidores.

¿Lujo y streetwear es un nuevo concepto de lujo?

Se puede considerar que en el momento en que un objeto de lujo se hacen deseables ya no es lujo porque está al alcance de muchos y no de unos pocos, y que, por tanto, se debilita la marca y pierde el concepto exclusividad. Pero si el lujo genera deseo, transmite un mensaje fuerte, sigue siendo auténtico y cuenta algo diferente hasta transformarse, el lujo no solo se reinventa, sino que se enriquece y se adapta a una nueva realidad.

Gran “culpa” de dicho cambio en el mundo del lujo la ha tenido la irrupción de creadores que han sabido conectar a las nuevas generaciones de compradores con marcas que históricamente eran inaccesibles. Los mejores ejemplos son Christopher Bailey para Burberry, Alessandro Michele para Gucci o más recientemente Virgil Abloh para Louis Vuitton.

Son muchísimos los ejemplos de colaboración que han funcionado: H&M con Lagerfeld, Moschino, Margiela o hace pocos días con Giambattista Valli; Alexander Wang para Uniqlo, pasando por Coach con Disney; J.W. Anderson para Converse o Fendi y Fila. También fueron exitosas las campañas de Virgil Abloh y su marca de streetwear Off-White con Nike, Umbro o Converse, o la de Gosha Rubchinskiy con Burberry.

De estas colaboraciones entre diferentes marcas, se pueden extraer dos conclusiones:

En primer lugar, que mostrar un producto inalcanzable sigue siendo una importante fuente de ingresos para las marcas, además de reforzarlas.

En segundo lugar, conocen a las generaciones que entienden el lujo como algo inmediato, auténtico, experiencial y que sabe lo que quiere comprar.

Alexander wang, Burberry, Coach, Estrategias Digitales, Giambattista Valli, Gucci, Louis Vuitton, Lujo, Maison Martin Margiela, Moschino, Nike, Off-White, Streetwear, Supreme, Virgil Abloh

¡Agrega el lujo a tu bandeja de entrada!

Para estar al día de todas las novedades y actualizaciones exclusivas de contenido sobre bienes o experiencias de lujo: