Una limpieza facial de lujo con los bálsamos limpiadores

La limpieza facial es fundamental en toda rutina de belleza. Si eres de las que disfrutan de su rutina de limpieza facial, los bálsamos desmaquillantes son perfectos para eliminar las impurezas mientras dejan en la piel hidratada y limpia.

¿QUÉ ES UN BÁLSAMO DE LIMPIEZA FACIAL?

Con una textura sólida o semisólida enriquecida con agentes tratantes, se trata de un producto que limpia en profundidad eliminando los restos de suciedad y maquillaje, además de tener propiedades sensoriales o de tratamiento.

Cuando entran en contacto con la piel, se convierten en una textura fundente que se distribuye con facilidad por el rostro. A diferencia de otros limpiadores, los bálsamos son ideales para aquellas personas que desean un ritual de belleza nocturno más largo. Generalmente son aptos para cualquier tipo de piel, y a pesar de contener una base oleosa, no resecan. 

¿CÓMO DEBO UTILIZARLO?

Como norma general, su forma de uso es sencilla. En primer lugar, cogemos una cantidad de producto y lo calentamos con los dedos o en la palma de la mano hasta que se convierta en una textura fundente. Lo aplicamos en el rostro en seco trazando círculos con un suave masaje, para que los activos del bálsamo penetren mejor. A continuación, retiramos con agua templada.

En el caso del bálsamo de Eve Lom o Aurelia, recomiendan que humedezcas bien con agua templada las muselinas de algodón que acompañan al producto para retirarlo, cubriendo el rostro mientras presionamos suavemente. Personalmente, me gusta más retirarlo así. 

¿Cuáles son los mejores bálsamos limpiadores?

TAKE THE DAY OFF CLEANSING BALM CLINIQUE

Uno de los primeros que probé y me encantó. Es de textura ligera y elimina el maquillaje del rostro y de los ojos, incluso filtros solares.

Es un bálsamo neutro, no contiene perfume ni aceites esenciales, convirtiéndolo en una opción para tener en cuenta sobre todo las pieles más sensibles y/o reactivas. No reseca la piel ni deja sensación de pesadez o grasa.

MORINGA CLEANSING BALM DE EMMA HARDIE

Un bálsamo limpiador con una fórmula que contiene aceites esenciales de uva, almendras dulces, rosa damascena, nerolí, mandarina y moringa que deja la piel limpia además de proporcionar una experiencia sensorial de aroma y textura. Limpia en profundidad, retira muy bien el maquillaje y las impurezas, además de revitalizar y calmar todo tipo de pieles.

Aunque pueda parecer grasienta por su textura, se funde muy bien y no deja sensación grasa en la piel. Me encanta su olor a cítricos y hierba, a limpio. ¡Es fantástica!

Aunque está recomendado para todo tipo de pieles, aquellas pieles que sean reactivas a los aceites esenciales deben tener cuidado a la hora de usarla.

MIRACLE CLEANSER DE AURELIA PROBIOTIC SKINCARE

Un bálsamo de una textura y fragancia únicas  de la marca británica Aurelia, que descubrí hace unos años y cuya filosofía llamó mi atención. Combina la nueva tecnología aplicada a los probióticos gracias a fórmulas bio- orgánicas para conseguir una piel sana, ayudando a reducir el daño oxidativo de la piel y su capacidad de regeneración.

Sus fórmulas están libres de parabenos, sulfatos, aceites minerales, colorantes, fragancias sintéticas, y es cruelty free.

Limpia la piel en profundidad, deja la piel sin tirantez, hidratada y relajada gracias a su aromaterapia (eucalipto, bergamota). La textura no es oleosa ni deja sensación de grasa en la piel. Además, incluye una muselina elaborada a partir de fibras de bambú que es una delicia.

BALM-TO-OIL LIMPIADOR DE BIOTHERM

El bálsamo se transforma en un aceite y después en leche con el fin de disolver las impurezas y cualquier fórmula de color (también las resistentes al agua). Basta con calentarlo sobre las palmas de las manos antes de extenderlo sobre rostro y ojos para limpiar e hidratar. después de aclarar conseguimos una piel limpia, hidratada al instante, y sin ninguna película grasa.

CLEMENTINE CLEANSING BALM DE TWELVE BEAUTY

Un bálsamo de limpieza sensorial ligero con una innovadora textura, que gracias a la incorporación en su fórmula de aceites apolares (algodón, maíz y cártamo), arrastra el maquillaje más resistente, pero con mucha suavidad, respetando el equilibrio natural de la piel y disminuyendo la perdida de agua transepidérmica. Se retira con una muselina humedecida, fabricada con 50% algodón orgánico y un 50% de bambú orgánico.

¿Lo mejor? Sus resultados y el increíble olor a mandarina.

THERMAL CLEANSING BALM OMOROVICZA

Un bálsamo denso, de color negro, formulado a partir de lodo rico en minerales como calcio, zinc y magnesio, que hidratan la piel y la nutren. Contiene aceite de almendras dulces y jojoba, escualeno, vitamina E, y un complejo concentrado de minerales regeneradores de la piel, así como olor de azahar que hace que la limpieza sea toda una experiencia sensorial.

Actúa como limpiador y también como mascarilla (en mi caso, únicamente la he probado como limpiador). Es de fácil aplicación, con la piel seca se masajea sobre el rostro y se retira con una muselina húmeda. El resultado, una piel limpia, con una sensación de limpieza total, purificada.

THE CLEANSING BALM AUGUSTINUS BADER

No he podido probar este bálsamo de una de las marcas que más me han sorprendido (para bien) en los últimos tiempos. Este bálsamo limpiador, estimula las células madre de tu propio organismo para rellenar la piel, reducir arrugas, minimizar el aspecto de los poros y manchas y mejorar la sujeción, gracias a un complejo patentado TFC8 y junto al aceite de aguacate, escualeno y vitamina E.

Una pequeña cantidad es suficiente para eliminar el maquillaje y los ojos. La piel queda descongestionada, muy hidratada, equilibrada y suave.

THE BLUE COCOON MAY LINDSTROM

Conocido por su característico color azul fruto del tanaceto de Marruecos, una planta curativa con propiedades antiinflamatorias ideal para aliviar la tensión en el rostro, las rojeces, la irritación, la sequedad de los labios o atenuar la fatiga en la zona del contorno de ojos, es todo un lujo para la piel.  Contiene bases hidratantes como la manteca de karité y cacao (de ahí su olor) aceites de camelia, yangu, geranio, baobab, marula y lavanda.

Está formulado con ingredientes certificados orgánicos y silvestres. Es apta para todo tipo de pieles y especialmente beneficiosa para tratar el acné severo, la rosácea, la psoriasis, la sequedad extrema o la deshidratación.

Aunque su precio es elevado, cunde mucho porque con poca cantidad conseguimos resultados.

CLEANSER DE EVE LOM

Un bálsamo que no necesita presentación y que es todo un referente en el mundo de la belleza ya que en un solo paso limpia, exfolia, desmaquilla, tonifica e hidrata la piel. Además, incluye una muselina de algodón 100% con la que potenciar los resultados de la fórmula.

Con este producto tengo sentimientos encontrados ya que, si bien el resultado es impecable en cuanto a limpieza, en mi caso (piel sensible) me produjo reacción. Quizás lo recomendaría para pieles secas o para aquellas que no van a tener reacción a sus componentes. En cuanto al olor a eucalipto-mentol-clavo, hay opiniones para todos los gustos…

Calidad-precio, hay productos que me gustan más y se adecuan mejor a mi piel, pero si lleva 30 años siendo un producto de culto, por algo será.

Augustinus Bader, Aurelia Probiotic Skincare, Balsamo Limpiador, Biotherm, Clinique, Emma Hardie, Eve Lom, Limpieza facial, May Lindstrom, Omorovicza, Twelve Beauty

    ¡Agrega el lujo a tu bandeja de entrada!

    Para estar al día de todas las novedades y actualizaciones exclusivas de contenido sobre bienes o experiencias de lujo: