El sector lujo post Covid-19. ¿Qué le espera al sector?

 Son muchos los estudios y análisis realizados por las principales consultoras del mundo, desde que comenzó la pandemia de la Covid-19.

 ¿Qué futuro le espera al sector del lujo?

En febrero, el comité italiano de marcas de lujo Altagamma junto con las consultoras Boston Consulting Group y APB Bernstein estimaron que la crisis del coronavirus provocaría una caída de ventas de entre 30.000 y 40.000 millones de euros en la industria del lujo. Asimismo, estimó una recuperación en forma de «V» con ventas para finales de 2020 entre 10 y 15% por debajo de las ventas de diciembre de 2019.

¿Una cifra demasiado optimista?

La consultora Bain añadió un escenario más negativo, con una disminución del 30% al 35%, una cifra que devolvería el mercado de lujo a los niveles del año 2011 (ver artículo aquí)

Posteriormente McKinsey, Digital Luxury Group y la Cámara de Moda Italiana, lanzaron el informe “A perspective for the luxury goods industry during – and after – coronavirus”, una encuesta dirigida a profesionales del sector lujo.

Casi el 15 % de los dirigentes encuestados optaron por un escenario un poco menos pesimista con una tendencia de crecimiento más débil a largo plazo, mientras que el 11 % apostó por un resurgimiento del virus y un crecimiento lento a largo plazo. El 24% no estaba seguro de cuál sería su impacto mientras que dos tercios creían que traería cambios positivos.

El último estudio publicado ha sido «Global Fashion & Luxury Private Equity and Investors Survey 2020» de Deloitte.

Según sus previsiones, después de una disminución en 2020 se espera que el mercado de lujo crezca entre un 2% y un 2.5% por año en cinco años. Este aumento debería alcanzar el 10% entre 2019 y 2025 para las ventas de bienes personales de lujo a una tasa anual positiva del 1.9%.

¿QUÉ MEDIDAS DEBERÍA TOMAR EL SECTOR TRAS ESTA CRISIS? 

Estamos en una situación sin precedentes e incomparable con ninguna de las crisis económicas anteriores, y por eso el sector debe acometer cambios para adaptarse al momento actual.

En primer lugar, optar por la digitalización.

El confinamiento ha provocado un aumento notable de las compras online, creciendo entre el sector de población de 30 a 45 años, por lo que digitalizar la experiencia de compra será un plus.

En segundo lugar, apostar por la omnicanalidad.

ES un buen momento para crear plataformas propias de comercio electrónico o de potenciar otras plataformas, como por ejemplo una que está ganando adeptos: el “click and collect”.

En tercer lugar, potenciar la imagen de marca a través de las nuevas tecnologías.

Contar la historia y valores de la marca, con mensajes adaptados al momento que estamos viviendo, con un contenido relevante más ético que aspiracional.

En cuarto lugar, replantearse el modelo de producción de negocio.

Hemos podido comprobar durante esta pandemia la paralización de la producción y la logística en muchos países asiáticos. Quizás es el momento de volver a los orígenes, de apostar por el buen hacer más cercano del país de origen, del “slow fashion” en vez de mano de obra barata.

Digitalización, Lujo, Omnicanalidad, Sector lujo, Situación post Covid-19, Transformación digital

¡Agrega el lujo a tu bandeja de entrada!

Para estar al día de todas las novedades y actualizaciones exclusivas de contenido sobre bienes o experiencias de lujo: